Pulseras oro blanco

Este tipo de oro es un clásico que siempre triunfa. Es la mezcla de este metal con plata o platino, por lo que suele ser un 75% oro y un 25% de metales blancos que le aportan ese color blanco tan característico; en ocasiones se le suele dar a la pieza un baño en rodio para aportarle brillo.

Mostrando todos los resultados 14

Mostrar barra lateral

Pulseras oro blanco

Este tipo de oro es un clásico que siempre triunfa. Es la mezcla de este metal con plata o platino, por lo que suele ser un 75% oro y un 25% de metales blancos que le aportan ese color blanco tan característico; en ocasiones se le suele dar a la pieza un baño en rodio para aportarle brillo.

Ventajas y Desventajas del oro blanco

¿Estás pensando en elegir oro blanco para tu pulsera? Aquí te contamos las ventajas y desventajas de este metal:

Ventajas del oro blanco

No solo es un metal elegante, sino que además es bastante duradero, por lo que tus pulseras se mantendrán en buenas condiciones durante más tiempo.

Además, su color neutro y su durabilidad lo convierten en la opción perfecta para usarse en anillos con piedras preciosas, ya que su color hará que el papel protagónico se mantenga en la piedra de tu elección.

Desventajas del oro blanco

Al tratarse de una mezcla de oro amarillo bañado en rodio, tendrá que ser recubierto cada cierto tiempo para conservar su color y brillo, lo que tendrá un coste adicional cada vez que sea necesario.

Pulseras oro blanco, ¿como cuidarlas?

Evita que tus pulseras de oro blanco sufran ralladuras que podrían aparecer al estar en contacto con otras joyas, ya que aunque estas se puedan eliminar con un pulido, este hará que el recubrimiento de rodio se pierda.

Otro punto a tener en cuenta es evitar el contacto del metal con cualquier producto químico, por lo que sería ideal evitar utilizarlos después de realizar tratamientos de belleza.